Réplica al artículo "Pintura y Puntos suspensivos" escrito por la Dra. Teresa del Conde, publicado el día 11 de Octubre del 2011 en el periódico La Jornada.

NOTA: CARTA ENVIADA EL DÍA 17 DE OCTUBRE DEL 2011 AL CORREO ÍLUSTRADO DEL PERIÓDICO LA JORNADA Y NO PUBLICADA.


ASUNTO: Respuesta a Teresa del Conde.


Querida Doctora:

Mucho agradezco su visita a la exposición Pintura y Punto y sus comentarios vertidos en el artículo “Pintura y puntos suspensivos”. No obstante, discrepo de los adjetivos que usted utilizó para referirse a las obras que se expusieron en la Fundación Sebastián, cuya muestra concluyó once días antes de la aparición de su artículo, por lo que los lectores de su columna no tienen forma de corroborar su tesis. La muestra a la que usted llama “fallida” tuvo una convocatoria de 300 personas el día de la inauguración, más de 1700 visitas en el blog, dos reseñas -incluida la suya- y más de cien personas en la mesa que se hizo sobre ella, en la que participaron Manuel Marín, Sylvia Navarrete, Luis Rius y un servidor. Finalmente, casi el 40% de las piezas expuestas fueron compradas por la Fundación Sebastián para su colección.


El adjetivo “variopinto”, que también aplica para AKASO y NEOMEXICANISMOS, es un término inexacto, despectivo e inepto. Cita usted mal el nombre de un artista y confunde los motivos de las piezas para después desbocarse y decretar influencias inexistentes, por no hablar de ciertos pasajes oscuros en su redacción. Su visita fue apresurada, su visión fue parca y su examen superficial. Estoy a su disposición por si desea aclarar cualquier duda.

Aprovecho para mandarle un abrazo.

Ulises García Ponce de León